El auge de las compras futuras por la cuarentena



El aislamiento social obligatorio puso a las Pymes en una situación muy difícil, ya que a fin de mes tendrán que afrontar el pago de salarios, servicios e impuestos sin haber realizado ni una venta. En este sentido, distintos comercios empezaron a aplicar una nueva modalidad de venta "a futuro". Los consumidores adquieren en forma digital un voucher por un bien o servicio, le abonan al comercio, y lo utilizan recién cuando finalice el aislamiento. Esto permite a las Pymes tener algún ingreso, pese a estar cerradas. Como agradecimiento al consumidor, otorgan descuentos. Esta modalidad comenzó a aplicarse primero en forma aislada en algunas marcas, como bares, teatros y librerías. Luego surgieron sitios web que agrupan a comercios. La mayor cantidad de ventas se da en bares y restaurantes y en peluquerías, informa Página 12. Una de las plataformas que surgió en este contexto es CompraFutura.com, que cuenta con 3600 negocios en todo el país, con categorías como librería, bares y restaurantes, belleza y cuidado personal, decoración e indumentaria, entre otros. Los comercios se registran en forma gratuita, publican sus bienes o servicios en forma de voucher, y una opción de pago online. Así, el consumidor puede adquirir desde un voucher para tomar dos tragos por $ 500 en un bar de Palermo, un corte de pelo a $ 400 en una peluquería en Saavedra y hasta dos tatuajes en un estudio de Flores por $ 1500. Las recompensas por realizar una compra para consumir en el futuro suelen ser promociones de 2X1 o descuentos de hasta el 50 por ciento. “El comercio trata de ofrecer descuentos como forma de devolverle la gentileza al cliente”, aseguró a Página 12 Manuel Gómez Pizarro, uno de los creadores del sitio web. Ni el negocio ni el consumidor pagan ningún tipo de comisión por haber realizado la compra en el sitio y el dinero de la venta le llega al comerciante en forma directa. “No somos un marketplace, ni un sitio de ofertas, somos un proyecto solidario sin fines de lucro, donde el objetivo es apoyar al comercio de tu barrio porque querés que siga existiendo”, explicó Gómez Pizarro. En este sentido, cada marca establece los términos y condiciones de cómo y cuándo se podrá hacer uso del voucher. Las Pymes se benefician además por tener una vidriera online gratuita en donde poder mostrarse. “Los pequeños comercios en general no tienen desarrollada la parte de ecommerce”, agregó el emprendedor. La mayor cantidad de ventas se dio en indumentaria, accesorios, bares y restaurantes. Con el mismo funcionamiento surgió otra de las plataformas, llamada SalvemosALasPymes.com.ar. El portal cuenta con 250 comercios en el país. La mayor cantidad de ventas se realizaron en servicios como peluquería y carpintería, gastronomía e indumentaria. “El objetivo es que las pymes generen recursos, pero también que los consumidores tengan prioridad en los comercios que van a tener alta demanda cuando finalice la cuarentena, como son las peluquerías”, dijo a Página 12 Juan Pablo Paredelo, uno de los fundadores. “Esto es sólo una página de emergencia, va a dejar de existir cuando finalice el aislamiento”, adelantó. Otra plataforma, pero para comprar durante la cuarentena, es MiBarrio.chat, dos amigos lanzaron esta propuesta que recolecta los contactos de Whatsapp de pequeños comercios para conectarse con los vecinos. “Las crisis también funcionan como motor de la creatividad”, menciona Francisco García Otero, quien junto a Andrés Cufari desarrollaron en 72 horas MiBarrio.chat una plataforma social sin fines de lucro, al servicio de la comunidad de vecinos que actualmente se encuentran cumpliendo la cuarentena. Esta plataforma permite ayudar a los pequeños comercios de barrio que hoy sufren las consecuencias del aislamiento. Estos amigos que pertenecen al mundo de la Comunicación y la Tecnología se reunieron largas horas vía Whatsapp para encontrar una iniciativa o proyecto que aporte un poco de luz sobre las problemáticas que genera esta crisis tanto a nivel social como económico. “Ante el cese de circulación en las calles, los sitios web de cadenas de supermercados y de plataformas de envíos colapsaron. Y nos encontramos con el fenómeno de cientos de grupos barriales de Whatsapp y Facebook compartiendo los datos de diferentes comercios y proveedores de barrio a través fotos de volantes, carteles, mensajes y hasta listados de Excel”, explican García Otero y Cufari. “La intención de la gente de buscarle la vuelta estaba bien, pero vimos que ese caos de información necesitaba ser ordenado, eso nos disparó́ la idea de simplificar y organizar todo esto a través de un portal abierto a la comunidad”, detalla Andrés Cufari. “Luego de varias idas y vueltas llegamos a la creación de MiBarrio.chat, una plataforma web de fácil navegación para que los comercios de barrio puedan dar a conocer su contacto de Whatsapp, sin intermediarios, directamente a los vecinos, y además sin ningún tipo de costo de registro ni comisiones. La respuesta fue inmediata, más de 1000 comercios ya están publicados en la plataforma. Y recibimos más de 250.000 visitas de todas las provincias del país”, continúa Francisco García Otero. Los usuarios pueden ingresar a http://miBarrio.chat o por la App para smartphones y buscar los comercios más cercanos a partir de su ubicación geográfica. Una vez elegido el comercio, con un solo click el usuario abre una ventana de conversación de Whatsapp con el administrador o dueño del comercio. A partir de ahí ya queda generado el vínculo directo para que puedan acordar pedidos, o retiros en los locales. “Dado el contexto, se trabajó contrarreloj para desarrollar un producto muy completo, pero a su vez simple para que sea fácil de utilizar. Y que la gente pueda realizar sus pedidos o consultas de productos y servicios, de manera fácil, rápida y eficiente, utilizando la aplicación social más descargada mundialmente: Whatsapp,” agregaron los emprendedores. “Aunque vivimos en el mismo barrio a pocas cuadras de distancia, nos encontrábamos imposibilitados de juntarnos físicamente para darle forma a esto. Pero caímos en la cuenta de que teníamos todas las herramientas para comunicarnos: principalmente Whatsapp, y eso fue lo que potenciamos en nuestra web que propone 3 simples pasos: Buscá. Whatsappeá. Pedí”, cuenta Cufari. Con esta modalidad de envío a domicilio o retiro en tienda pre-acordado vía chat, disminuye muchísimo la circulación de compradores en la calle, y el tiempo de permanencia dentro de cada local. Los creadores esperan seguir sumando más comercios, para que la oferta de productos y servicios sea lo más amplia y completa posible, con el objetivo final de ayudar a los proveedores locales que pertenecen a uno de los sectores más golpeados por la pandemia, y así volver a conectar a los comercios de barrio con la gente, de manera directa, sin intermediarios.

Fuente: www.nueva-ciudad.com.ar