"Es necesaria la proactividad en la búsqueda de la igualdad"


Por Sole Ytuarte


En el 2020, el trabajo de llegar a los sectores más vulnerables, reducir las desigualdades y enfrentarse a problemáticas sociales se vio dificultado por la pandemia. En este contexto, el Premio Fundación AVON abrió por 14vo año consecutivo la convocatoria a iniciativas que impacten positivamente en la vida de mujeres y niñas, defendiendo el acceso a sus derechos y brindando mayores oportunidades.

Conversamos con Ana Inés Álvarez, Directora Ejecutiva de Fundación Avon para la Mujer, sobre esta iniciativa, la importancia de visibilizar el liderazgo de las mujeres, y su mirada sobre los desafíos de la igualdad de género en la post-pandemia.


¿Qué significa para la Fundación Avon impulsar económicamente a las mujeres?


El Premio Fundación Avon es una iniciativa que va mucho más allá de solo el apoyo económico. Es un proyecto en el que buscamos trabajar en red para llegar a cada rincón del país para reconocer y visibilizar a estas mujeres, dando soporte, brindando capacitaciones, conectándolas con otras organizaciones y ganadoras.


¿Cómo afectó la pandemia a la Fundación? ¿Qué acciones pudieron generar y cuáles se vieron afectadas?


La pandemia nos hizo pensar una forma de trabajo nueva, desde nuestras casas, y como a muchas otras personas también nos presentó nuevos desafíos. Durante la pandemia se profundizaron las necesidades y más que nunca tuvimos que redoblar esfuerzos para mantener el compromiso intacto. Durante el 2020, llegamos a 22 provincias, logrando acompañar proyectos referidos al acceso a la educación; inserción laboral de mujeres discapacitadas y mujeres indígenas; violencia en niñeces y adolescencias, comercio justo.

Este año, nos proponemos llevar adelante la edición nro 14 y volver a premiar a esas mujeres extraordinarias de todo el país que incluso en pandemia siguen adelante con sus trabajos. Vamos a migrar a la virtualidad el anuncio de ganadoras y el evento de premiación, sin perder la cercanía ni el cariño.


¿Cuál es el perfil de proyectos que buscan con el Premio Fundación Avon?


Buscamos esos proyectos a lo largo y ancho de todo el país liderados por mujeres que cambian la realidad y contribuyen al bienestar de otras mujeres y niñxs. Proyectos de mujeres que trabajan por los derechos de otras mujeres y niñas. Los proyectos pueden ser diversos, pero deben enmarcarse en al menos dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promovidos por la ONU en su Agenda 2030.


¿Qué vínculo sostiene la Fundación con las ganadoras y proyectos ganadores pasados?


Mantenemos un vínculo de amistad, de compañeras de camino. Como dice la periodista Luciana Peker, continuamos juntas haciéndonos piecito. Formamos una red de organizaciones con vocación y voluntad de trabajar por y para las mujeres, sus derechos y sus necesidades.

¿Cómo impacta el liderazgo de las mujeres en otras mujeres y niñas?


Visibilizamos el liderazgo de estas mujeres porque creemos muy necesario trabajar sobre los sentidos comunes. Durante muchísimo tiempo, no se mostraban a las mujeres en situación de liderazgo, de conducción de proyectos, y buscamos derribar ese sentido. Apelamos a construir nuevos sentidos comunes porque creemos que es necesario que “lo normal” incluya a estas mujeres lideresas. Como dice Ana Rodriguez, ganadora del Premio Fundación Avon 2020, queremos que las niñas no tengan un futuro prefijado sino que se puedan imaginar a ellas mismas como doctoras, científicas, empresarias, lideresas, etc. Un sentido común donde las mujeres sean actores y no objetos.


¿Qué perspectivas vislumbras para la igualdad de género y el desarrollo de las mujeres en la post-pandemia?


Tenemos un gran desafío por delante, sabemos que la pandemia, nos afectó también desigualmente, y eso no podemos perderlo de vista. Es necesaria la proactividad en la búsqueda de la igualdad: ser plenamente conscientes que se construye día a día, que involucra conversaciones y decisiones en todos los planos.