Las dimensiones de la resiliencia en las empresas



Microsoft realizó el evento digital Reimagine Latin America donde compartió la visión de futuro con líderes de negocio de toda la región. El evento tuvo diferentes charlas sobre cómo las empresas pueden mejorar su resiliencia y reinventarse. También se presentó el estudio: “El camino digital hacia la resiliencia empresarial” realizado por la consultora Boston Consulting Group (BCG).


La pandemia del Covid-19 mostró que ninguna empresa es inmune a la crisis y que la capacidad de adaptarse a condiciones cambiantes se convirtió en el principal factor de éxito. La tecnología es uno de los elementos clave en el camino que las empresas tienen por delante. Hay cuatro las tendencias que permanecerán: el todo a distancia, el todo digital, empoderar a los trabajadores de primera línea y la transformación digital acelerada, incluso en las industrias más reguladas. Las organizaciones que ya habían empezado su transformación digital pudieron reaccionar más rápido ante esta crisis ya que contaban con bases más sólidas para recuperarse y ya empiezan a vislumbrar lo que el futuro podría depararles.


“En Microsoft, llevar a cabo nuestra misión de permitir lograr más a cada persona y a cada organización del planeta nos dio un propósito colectivo a medida que asistimos a nuestros clientes y comunidades durante la pandemia. Estamos enfocados en ayudar a promover un crecimiento económico amplio e inclusivo a través de la combinación del poder de las tecnologías avanzadas con las ideas emprendedoras de las organizaciones para que desarrollen sus propias capacidades digitales. Esto es fundamental para ser ágiles y resilientes en el mundo actual”, sostuvo Jean-Philippe Courtois, Vicepresidente Ejecutivo y Presidente de Ventas, Marketing y Operaciones Globales de Microsoft.


Las organizaciones que se fortalecieron con capacidades digitales construyen bases más sólidas para su regreso. Las tecnologías habilitadas por la nube permiten a esas empresas tener herramientas para satisfacer sus necesidades y mantener productivos a sus empleados. En base a ese propósito, Microsoft anunció programas gratuitos de alfabetización digital en la región y trabaja con gobiernos, ONG y escuelas para ayudar a los ciudadanos a desarrollar habilidades y aprovechar las oportunidades. Informe exclusivo Boston Consulting Group: Hay espacio para crecer


Para entender mejor qué es lo que viene, durante el evento Reimagine Latin America, Microsoft invitó a la consultora Boston Consulting Group (BCG) a presentar el estudio “El camino digital hacia la resiliencia empresarial” que analizó las estrategias digitales que generan ventajas en situaciones adversas. El estudio comparó a las compañías globales con las latinoamericanas (en Argentina, Brasil, Chile y México) y mostró que la madurez digital es la que diferenció a los ganadores tras la crisis.


A nivel mundial, los líderes digitales sufrieron un menor impacto y se recuperaron más rápido que los llamados “rezagados digitales”, es decir, las empresas cuya transformación digital fue más lenta. Los líderes digitales ya operan a un nivel similar que antes de la pandemia, mientras que la capitalización de mercado de los rezagados digitales aún está por debajo del 9% de los niveles previos a la crisis. Las empresas de Latinoamérica se vieron más afectadas por la pandemia, sin embargo, la diferencia entre los líderes y los rezagados digitales es más grande que a nivel mundial: la capitalización de mercado de los líderes digitales en la región disminuyó el 17% respecto al -31% reportado por los rezagados digitales.


El estudio de BCG muestra que las recesiones también presentan oportunidades. La volatilidad competitiva —es decir la tasa a partir de la cual las empresas entran o salen del Fortune 100 todos los años— aumenta durante las recesiones, esto genera una oportunidad para conseguir ventajas en un contexto adverso. Por ejemplo, las oportunidades de inversión tienden a ser más económicas y algunas empresas aprovechan las recesiones para impulsar mayores cambios internos.


En últimas cuatro recesiones que se produjeron desde 1985, una de cada siete empresas aumentó su tasa de crecimiento de ventas y sus márgenes de ganancias. A pesar de las circunstancias, estas compañías aumentaron las ventas en 14% más y mejoraron los márgenes en 7% más que el 44% de las compañías que tuvieron caídas en ambos parámetros. Esto demuestra que, incluso en contextos complicados, existen posibilidades para que las empresas prosperen.


Para poder ubicarse entre las ganadoras, las empresas necesitan adoptar lo que BCG denomina “las seis dimensiones de la resiliencia” que son:


1) Proteger e incrementar las ventas: Para esto es clave responder rápido a las necesidades cambiantes de los clientes.

2) Desarrollar operaciones ágiles: A partir de la identificación y gestión rápida de las disrupciones.

3) Empoderar a los empleados para trabajar y colaborar de forma eficaz en cualquier situación.

4) Acelerar las plataformas de datos y digitales: Se trata de incrementar la disponibilidad de infraestructura clave y tomar mejores decisiones basadas en los datos.

5) Optimizar la ciberseguridad: Proteger los activos digitales y establecer procedimientos que permitan reaccionar rápido ante cualquier intrusión.

6) Fortalecer las finanzas para tener liquidez: Garantizar la liquidez financiera con un modelo de costos impulsado por los gastos operativos, políticas de propiedad y de datos habilitados para gestionar el efectivo y el capital de trabajo.


BCG analizó más de 3.500 empresas en todo el mundo, incluyendo 250 en Latinoamérica, y utilizó su Índice de Aceleración Digital para medir la resiliencia y madurez digital en esas seis dimensiones. Como se observa en el gráfico de abajo, las empresas latinoamericanas están a la cabeza, solo superadas por las asiáticas.


Debido a que la región siempre ha experimentado niveles más altos de volatilidad, las empresas latinoamericanas son más resilientes. Tal como lo demuestra la encuesta de BCG, el 85% de los ejecutivos latinoamericanos planea invertir más en su transformación digital a consecuencia del Covid-19, esto supone un compromiso mucho más firme respecto al 65 % de sus pares globales. De acuerdo con el estudio de BCG, lo más probable es que esto genere buenos resultados: cuando se realizan correctamente, estas inversiones mejoran la resiliencia, ya que aumentan la agilidad, la estabilidad y la productividad de la fuerza laboral y optimizan el desempeño financiero ya que, por lo general, incrementan en más del doble el valor empresarial.


La resiliencia será la que defina a los ganadores del futuro. Esto no solo ayudará a las organizaciones a salir más rápido de la crisis actual, sino que también les permitirá adquirir ventajas adversidades futuras.

Acá puede consultarse el informe completo.