Lo que no se ve de la pandemia: la salud socio-emocional de las mujeres



Ante el contexto inédito de pandemia y crisis sanitaria que provoca el virus COVID-19, la salud socioemocional de las personas siente de cerca los efectos secundarios de este fenómeno y ya ha planteado un cambio radical en nuestras costumbres y rutinas: en la división de la vida laboral y el balance con la vida privada, en la manera de organizar el trabajo y ahora también, el teletrabajo. Al respecto, cabe preguntarse: ¿existe brecha de género en la forma en la que hombres y mujeres sobrellevan este contexto?

Tal como señala el World Economic Forum, la paridad de género tiene una influencia fundamental en la prosperidad de las economías y las sociedades.[1] Sin embargo, las diferencias entre varones y mujeres, cuando se trata de factores que benefician a unos por sobre otros, respecto a las oportunidades de acceso y control de recursos, son consideradas como brecha de género (Gender Gap) y generan un sinfín de inconvenientes. Por, sobre todo, la brecha de género permite visibilizar la existencia de desigualdades en múltiples dimensiones: acceso a oportunidades, derechos, educación, en el ámbito laboral. Dentro de estas dimensiones, la menos explorada es la brecha de género en salud y sobre todo en salud mental y emocional.

En tal sentido, este informe busca colaborar con evidencia científica para encontrar las mejores herramientas que faciliten el bienestar social, es decir, el bienestar que surge cuando existe paridad de género.

El Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad siglo 21 ha desarrollado una nueva investigación que permite, por un lado, evaluar los efectos psicosociales de esta crisis sanitaria (léase confinamiento, aislamiento y distancia social, necesidad de regular el teletrabajo) y a su vez, examinar si existen diferencias según el sexo o rangos etario de la muestra. Para facilitar la lectura, en este informe, dividimos la presentación de los datos en los siguientes apartados:

  1. Balance Familia-Trabajo

  2. Estrés y Agotamiento emocional

  3. Ocio y posibilidades de Desconexión laboral

  4. Sintomatología Emocional y Salud Mental

  5. Diferencias de impacto de crisis Covid relacionadas a la edad en varones y mujeres

Algunos resultados del estudio:

→ En términos generales, se observa que las mujeres presentan mayores tensiones en el balance Familia-Trabajo, mayores niveles de estrés y agotamiento emocional. Esto deriva en más problemas para relajarse y recuperarse luego de una jornada laboral.

→ El 21% de las mujeres manifestó que le falta energía para realizar actividades de ocio producto de su trabajo mientras que en los hombres este porcentaje fue del 15,3%.

→ El 20% de las mujeres manifestó que nunca o casi nunca se toman el tiempo para hacer actividades que las distraigan, mientras que en los hombres este porcentaje es un 6% menor. → El 32% de las mujeres manifestó tener dificultades para dormir, entendidas también como dificultades para quedarse dormidas o al revés, haber dormido demasiado, mientras que en los hombres ese porcentaje sólo llega al 20%.

→ En este informe no se encontraron diferencias significativas entre el rango etario de los encuestados ni al comparar las diferentes ciudades evaluadas respecto a la brecha de género en las dimensiones relacionadas al bienestar emocional y la salud de los argentinos evaluados, en situación de crisis Covid.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Logo Whatsapp
Invertir en el empoderamiento económico de las mujeres tiene un enorme impacto en la sociedad y en otras mujeres. Además, contribuye directamente a la reducción de las desigualdades, la erradicación de la pobreza y el crecimiento económico inclusivo. 

¡Estemos en contacto!

©2018 by Soledad Ytuarte. 

  • Icono social Instagram