Para negocios: Cómo hacer frente a la crisis por la pandemia



La irrupción del Covid-19 generó estragos en la economía a nivel mundial y frente a la progresiva apertura, los negocios se encuentran frente al desafío de ponerse nuevamente en pie. Algunos cambios que venían sucediendo en el último tiempo se han visto acelerados por la pandemia, por lo que los negocios han tenido que ajustarse al gran crecimiento del mercado digital, sin dejar de lado los negocios físicos.


Frente a este desafío, hay dos aspectos claves en los que los negocios deben enfocarse. Maru Raginatto, Directora de Operaciones de Wibond explica que es de suma importancia frente la actual situación conseguir nuevos clientes a un bajo costo, mientras que se fortalece la fidelidad de consumidores previos. En ambos casos, la apuesta está en impulsar la propensión a la compra. Para lograr el cometido, explica Raginatto “es necesario entender el comportamiento de los compradores y prestar atención a las métricas en torno al rendimiento de las ventas”.


Según un análisis de la Cámara de Comercio Electrónico, durante el 2020 la facturación del comercio digital en Argentina creció un 124% y sumó a más de un millón de nuevos compradores. Esto muestra que los consumidores están ávidos de probar nuevas opciones para mejorar su experiencia de compra. En el mayor de los casos, los consumidores han elegido comprar en negocios que ofrecían experiencias simples e integradas durante todo el proceso de compra: búsquedas sencillas y completas, y que principalmente, ofrecían formas de pago versátiles y seguras.


En función de esto, Maru Raginatto explica que asociarse con partners estratégicos es clave para poder ofrecer una experiencia de compra que atraiga nuevos clientes: “En el 2020 Argentina fue el país número uno de crecimiento de comercio electrónico a nivel mundial; sin embargo, los pagos con tarjeta de crédito se redujeron un 12%. ¿A dónde están yendo todos estos consumidores que se están volcando a lo online pero no pagan con tarjeta de crédito?"


En ese sentido, Wibond brinda a los comercios la posibilidad de que sus clientes abonen en varios pagos aunque no estén bancarizados, ya que es un medio de pago que ofrece financiación sin emplear tarjetas bancarias. El modelo está centrado sobre todo en la experiencia del usuario, un paso clave en el camino a la compra.


De ahora en adelante, será muy importante que los negocios logren centrar la experiencia de compra en los usuarios, ofreciéndoles opciones simples, claras y sin fricciones. La importancia de promover asociaciones inteligentes con terceros de confianza es un punto esencial en el camino al repunte de los negocios. El desafío estará en lograr satisfacer las necesidades y expectativas del nuevo consumidor.